¿Pintar la habitación en tonos claros u oscuros?


Gran dilema a la hora de elegir cómo pintar tu habitación: ¿tonos claros o tonos oscuros? Lo cierto es que cualquiera de las dos alternativas puede ser realmente buena, pero todo depende de tu habitación, de tu estilo y de tus gustos.

Lo cierto es que las alternativas son de lo más variadas, tanto si te decides por los tonos claros como si prefieres los oscuros. La ventaja de los claros es que dan más luz, mayor sensación de amplitud y son más relajantes. Pero claro, los tonos oscuros son muy elegantes y quedan muy bien.

Si la habitación no es muy grande y no quieres renunciar a los tonos más oscuros, también hay una posibilidad que te puede funcionar muy bien: pinta la pared del cabecero en tonos oscuros, por ejemplo, y las demás en claro. ¿Qué te parece?

Además, los muebles y la ropa de cama se pueden convertir en la alternativa ideal para añadir luz a la habitación, optando siempre por los tonos claros.

Y tú, ¿por qué tono te decides?

Vía| Apartment Therapy

NO HAY COMENTARIOS

Dejar comentario