Cojines de suelo


1

El cojín tradicionalmente ha sido un objeto destinado a apoyar cualquier parte del cuerpo con el objetivo de sentirse más cómodo. Ha sido siempre, por tanto un elemento para favorecer nuestro confort pero como objeto decorativo, también se puede utilizar para dar un toque de personalidad a la decoración de nuestro hogar.

Desde siempre los cojines han servido para dar una nota de color a un sofá o para hacer contraste y complementar la ropa de cama. Con los cojines se puede aportar elegancia, clasicismo, vanguardia…o el estilo que queramos a cualquier rincón del hogar. El cojín se ha convertido en una pieza indispensable para casi todas las estancias de la casa.

Hoy en día podemos encontrar diversos modelos de cojines para el suelo, pueden servir para que nos sentemos junto a una mesa baja, al más puro estilo oriental o simplemente para dar un toque de informalidad a un rincón del salón, además harán las delicias de los más pequeños de la casa, que estarán encantados de jugar junto a ellos, sirviendo incluso de protección contra posibles golpes.

Desde los modelos más sencillos de un solo color, hasta bordados a mano, de fibras naturales, de piel…incluso podemos dar un toque personal a nuestros cojines decorándolos con trozos de tela, con broches o encargando que nos impriman en la tela de la funda una foto o una imagen de nuestra elección.

A la hora de elegir deberemos fijarnos que el tacto de la funda sea suave para que la sensación en contacto con ella sea de lo más agradable y que la funda esté cerrada con cremallera o velcro para que sea fácil de separar del relleno y así poder lavarla con mayor facilidad, lo cual es muy importante por una cuestión de higiene.

1 COMENTARIO

Dejar comentario