Una entrada en amarillo


0

Ya hemos comentado en ocasiones anteriores la importancia de la entrada a una casa, ya que es la primera impresión que tenemos del estilo de una vivienda y de las personas que viven en ella. La entrada es lo primero que se ve, y lo que deja claro cuál es el estilo de las personas que habitan la casa. Por eso, me parece importante tener una entrada original y con personalidad.

Por eso, si eres una persona alegre y dinámica, con una personalidad fuerte, y no te da miedo romper las convenciones, esta idea puede ser perfecta par dar color a tu casa. Se trata de decorar la entrada en amarillo, un color que no se suele utilizar en la decoración porque da un poco de miedo. Por un lado, porque parece que te puedes cansar enseguida y por otro, porque no es un color muy habitual para decorar.

Sin embargo, como ves, queda muy bien y tiene mucho estilo. En la imagen, la puerta de la entrada a la casa está pintada en amarillo, una idea estupenda, eso sí, si no tienes que pedir permiso a la comunidad. De todas maneras, si no puedes cambiar el color de la puerta, coloca detalles en amarillo en el interior de la entrada.

Por ejemplo, un banco en color amarillo como el de la foto me parece una muy buena idea, pero además, puedes poner detalles como jarrones, marcos amarillos, el marco de un espejo en este color, una alfombra… Seguro que encuentras un montón de cosas para poner en amarillo, ¡ya verás lo bien que te queda!

Claro, que si eres de la clase de personas que se atreven con todo, también puedes optar por pintar una de las paredes de la entrada (todas creo que es un poco excesivo) en amarillo. Ya nos contarás…

Foto de Apartment Theraoy

NO HAY COMENTARIOS

Dejar comentario