La decoración y el cambio climático

Es un hecho indiscutible que todas las actividades humanas impactan en el medio ambiente, y buena parte de esa mella se produce en el hogar. Desde el uso de la electricidad hasta el encendido de un calentador a leña golpean a la naturaleza y dañan la sustentabilidad ambiental. Los expertos señalan que estamos por llegar al punto de no retorno: si no modificamos nuestros patrones de conducta, el daño a la biosfera será irremediable, y la existencia misma de la raza humana está amenazada.

El hecho de que los efectos del cambio climático producido por años de depredación ambiental no sean visibles e igualmente dramáticos en todas partes del mundo, no es pretexto para ignorar que los intrincados ciclos de renovación natural están sensiblemente alterados.

Uno de los principales factores que han alterado las condiciones atmosféricas es la emisión de gases invernadero (como el dióxido de carbono, metano y precursores del ozono) que tienen diferentes efectos sobre el promedio de la temperatura global, y que en suma la elevan. A este fenómeno se le conoce como calentamiento global.

A nivel de la calle, unos cuantos grados centígrados no suponen una diferencia notable, pero a gran escala son la causa directa de la reducción de la zona polar, el aumento del nivel de los mares, la desertificación de selvas, veranos más largos, inviernos más cortos, extinciones masivas de fauna y flora… y pérdidas incalculables en términos humanos y económicos.

Así como el cambio climático es fruto de las actividades añadidas de cada uno de nosotros, el restablecimiento del equilibrio ambiental también será una suma de pequeños esfuerzos convertidos en hábitos. Mientras hay gobiernos que aún discuten sobre la existencia o inexistencia del cambio en las pautas ambientales, cada uno de nosotros  vive las consecuencias de calentamiento global, y las viviremos con mayor dramatismo si no modificamos nuestros patrones de conducta.

Desde el mundo de la decoración: ¿Qué podemos hacer para combatir el cambio climático?

1. Ahorra energía
La mayor parte de las emisiones de gases que producen el cambio climático son consecuencia de la generación de energía eléctrica. Si no lo has hecho, cambia todas tus lámparas por bombillas de bajo consumo. Las LED no sólo te ahorran dinero en la factura de la luz: también ofrecen una iluminación focal y atractiva. Si no están en uso, desenchufa los electrodomésticos. Renuncia al standby. usa lámparas de pie en ambientes de poco tráfico, como armarios y alacenas, para encenderlas y apagarlas al entrar y salir.

2. Renuncia al refrigerador

Desde luego, es un paso importante y no cualquiera está dispuesto a darlo. Sin embargo, además del importante gasto energético, hay que saber que el refrigerador emite gases que son aún más problemáticos que el dióxido de carbono: los clorofluorocarbonos (CFC) que prácticamente devoran la capa de ozono (el filtro contra las letales radiaciones ultravioleta del sol). En este blog hemos dado un par de alternativas a  la conservación de alimentos. Una de las más atractivas es Zeer, un sistema de refrigeración natural que proviene de la tradición africana.

3. No más cemento ni pintura de secado rápido
El cemento y diversos tipos de pintura emiten, incluso ya secos y después de mucho tiempo, gases que contribuyen al calentamiento global. Antes de una reforma, exige productos con sellos de aprobación ambiental. Prefiere recubrimientos de madera y ladrillo.

4. Recicla
Antes de comprar un mueble nuevo, piensa en las posibilidades de los que ya tienes. ¿Una nueva capa de pintura puede darles una segunda vida? ¿O tal vez probar con la madera lijada y envejecida? Hacer un consumo responsable es un seguro de vida para el planeta.

5. Concientiza
No sólo existen el mercado diversos productos realizados con materiales reciclados, aprobados por consejos y agrupaciones ambientales, y producidos por cooperativas de comercio justo. También existen productos que pondrán a reflexionar a tus visitas sobre el delicado momento que vivimos. Un ejemplo: la alfombra Global Warming (Calentamiento Global), cuya foto encabeza este post, yque nos muestra el aspecto que el Polo Norte tendrá si no hacemos algo por evitar esta catástrofe.

Union Fenosa, la compañía española líder en la generación de energías renovables, se ha sumado a esta lucha por el medio ambiente, y patrocina el proyecto “100 post sobre calentamiento global“. Union Fenosa donará 150 euros por cada post relacionado con el calentamiento global a una ONG relacionada con la lucha contra el calentamiento global y el respeto al medio ambiente.

Opendeco se suma orgullosamente a esta campaña.

Este post pertenece a la acción “100 posts sobre el cambio climático”

¡Comparte!

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>