Manualidades que decoran: frascos de sal de colores.

boteLo hice de pequeña en el colegio y la semana pasada me dije: ¿Por qué no? y en una tarde hice unos cuantos para mi salón y para regalar a mis amigos.

Es simple y muy bonito.

Tan solo hace falta un frasco vacío con una forma atractiva, sal fina y tizas de colores.

Un folio blanco o cualquier otra superficie que después se pueda desechar será el campo de batalla.

Piensa en un diseño, más o menos, para saber cuánta sal debes meter de cada vez. Si por ejemplo, te gusta la fantasía y los colores superpuestos, mete poquita sal; si en cambio eres más sobrio y prefieres capas más gruesas monocromáticas, deberás meter más cantidad.

Se trata de colorear la sal con un ligero raspado. Si la pones de manera horizontal abarcarás más sal y será más rápido. 

Después, doblando el folio, vuelcas el resultado coloreado dentro del bote y ya tendrás la primera capa. Haciéndo del folio un cilindro, podrán direccionar la sal hacia donde te parezca, creando dunas y formas creativas.

Repites la operación con otro color y así sucesivamente hasta rellenar por completo el bote.

El resultado es bellísimo, decorativo y además divertido de hacer en familia. 

¡Comparte!

PinIt

Un pensamiento en “Manualidades que decoran: frascos de sal de colores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>