filosofia

El feng shui es un arte milenario que juega con las energía de los espacios y la colocación de los muebles para asegurar un aura clara y agradable en toda la casa. Hoy nos vamos a centrar en el salón, una de las habitaciones que más ocupamos a lo largo del día y que es muy importante porque es el lugar en el que recibimos a las visitas.

El salón debe estar, para que cumpla los requisitos del feng shui, lo más cerca posible de la puerta y al mismo nivel de suelo. Así que aunque los salones a dos alturas quedan muy elegantes y modernos, si quieres cumplir con esta filosofía y que las energías se repartan bien por casa, deben estar colocado de esa manera.

A la hora de decorar, los tonos marrones, y las zonas claras son las mejores elecciones. Porque en el salón predominan las energías de los elementos Tierra y Madera. Así que cuanto más tradicional sea, mucho más auténtico para el feng shui. En cuanto a la luz, lo ideal es lograr una atmósfera relajada llevando la luz hacia el techo de manera suave.

Los muebles deben estar colocados siguiendo el ba-gua, de manera que tienen que crear una figura cerrada y sin ángulos para que el chi se mueva por toda la estancia. Así, tu aura y la de tus invitados se recargará con buenas energías.

Por último, los muebles. Nunca, señala esta filosofía, se debe centrar una mesa en la habitación. Así que si la tienes así, desplázala hacia uno de los laterales de la habitación. El mueble que debe presidir este espacio es el sofá y para que ayude a acabar con las malas energías, debe ser de tejidos como el algodón. Usa fundas si no es tu caso. Desde él debe verse todo el salón y jamás debe estar de espaldas a la puerta.

¿Cumples estas normas en casa?

Ya te hemos hablado en otras ocasiones del feng shui y de los beneficios que esta filosofía, aplicada a tu hogar, puede darte en tu vida diaria. Ya te hemos hablado de la cocina o el jardín y el dormitorio. Pero vamos a ampliar esta última habitación, porque es una de las más importantes de la casa para nuestro descanso. A los consejos anteriores tienes que añadir algunos más.

Lo primero que hay que tener en cuenta son los colores, algo que depende de ti, no como la orientación, que tienes que aguantarte con la que tenga la casa. Las paredes deben ser de color pastel suave y si decides tener alfombra, que sean también de tono claro. Aunque ahora se llevan mucho los contrastes, lo mejor para nuestro estado de ánimo son colores que inviten al sosiego y al relax.

Las sábanas también son básicas: además de tejidos naturales, también deberían ser de tonos neutros. Los rojos, violetas intensos y negros son desaconsejables según el feng shui, aunque a mí me gustan mucho para la cama, la verdad.

La orientación de la cama también es muy importante para un buen descanso. Aquí hay que hacer un máster en ingeniería para colocar la cama. Porque resulta que la cabecera y los pies no tienen que estar de cara a la puerta, pero sí que ésta debe verse desde la cama. También sería conveniente que la cabeza apunte al norte o al este y que no se duerma debajo de una ventana. ¿Y eso de guardar cajas y zapateros debajo? Se acabó, está prohibido según el feng shui.

Seguro que ni tú ni yo cumplimos estos principios, porque con los minipisos que hoy en día tenemos, cualquier rincón es bueno para guardar cosas…

Ya te hemos hablado en otras ocasiones de la importancia del feng shui para conseguir la armonía en la casa. Un elemento importante y que en ocasiones pasa desapercibido son las escaleras. ¿Sabes que por culpa de una mala colocación se escapa mucha energía? Te damos algunos consejos para que consigas mantenerla toda dentro de casa y sientas el confort en tu hogar.

Lo primero es que la escalera no debe comunicar directamente con la puerta de la entrada. Si ocurre esto, el chi exterior llega hasta el interior de los pisos superiores, que no están preparados para esta energía. Si no te queda más remedio, puedes poner plantas o amuletos de protección al pie de la escalera.

Otro detalle importante es que la escalera debería tener ángulo curvo, ya que en los ángulos rectos se crean rincones donde se acumulan las malas vibraciones. Tampoco es conveniente que suban en línea recta hasta la segunda planta. De nuevo, para contrarrestar los efectos puedes colgar amuletos con formas redondeadas.

En cuanto a los materiales, los mejores son la madera y la terracota, que dan calidez al hogar. Si tienes escalones al aire, la corriente es más fuerte y rompe las energías. Las plantas son una buena opción para recuperar la establidad perdida en estos casos.

Por último, escoge colores y dibujos para escaleras largas y empinadas, lograrás un mejor aspecto visual que te ayudará a relajarte y que la energía positiva se quede en tu cuerpo y tu casa. Y no olvides lo que hablamos de las corrientes y las ventanas y puertas enfrentadas, debes evitarlo, aunque estén en pisos distintos de la casa. Puedes ayudarte de biombos o cortinillas para separar estos espacios.

0

Una de las diseñadoras que emplea la filosofía Vastu  en sus diseños decorativos en Neza Cesar, una brasileña que ha recorrido el mundo buscando como aprender de todas las culturas.

Estos son algunos diseños de esta decoradora basados en la distribución de los colores según el Vastu Shastra.

Una pequeña muestra del estilo decorativo Vastu.

Más estilos pinchando en Vastu

Mury, un beso