líneas curvas

Las líneas rectas son tal vez el elemento decorativo más predomina en la decoración y la construcción de interiores. Sin embargo, las curvas también son muy útiles y funcionales y cuando ocupan el lugar natural de una recta crean un efecto  muy elegante y curioso que te dejará un poco trastocado hasta que entiendas qué pasa.

Esto es lo que ha debido pensar Angelo Tomaiuolo, un diseñador italiano que ha creado Onda, una estantería que ondea en la habitación en la que la pongas dando la impresión de que lo que coloques en ella está como flotando sobre las olas del mar.

Las baldas verticales que sostienen los elementos son de cristal, dando así un efecto más espectacular porque parecerá que se mantienen solos sobre estas líneas sinuosas. Todo un efecto visual que desafiará a nuestros sentidos. Sin embargo, a pesar de sus formas onduladas, tiene una gran estabilidad y resistencia.

Los tonos blancos que ves en la foto contribuyen también a lograr este efecto, dando amplitud y grandeza a este mueble. Una elección ideal si tienes un salón grande y quieres un toque diferente a las tradicionales estanterías para libros. Además, es un mueble modular, por lo que podrás ampliarlo todo lo que necesites hasta quedar satisfecho con el espacio que ocupa.

A mí me ha encantado el diseño, porque las líneas rectas ya cansan un poco, así que es una buena manera de dar dinamismo a un salón. Vamos, que si tuviese un poco de espacio en casa no dudaría y buscaría un modelo de este tipo.

No te frotes más los ojos. No estás teniendo visiones ni el monitor de tu ordenador se está derritiendo. Y no, tampoco nos hemos pasado con el Photoshop al retocar esta imagen. Estas escaleras, dignas de un cuadro de Dalí, son reales y completamente funcionales, por lo que si lo deseas, puedes colocarlas en tu casa.

Esta escalera está realizada por Atmos Studio, que se han basado en el flujo de las ondas del agua para crear este diseño. El aspecto de la escalera es tan original que tanto si la miras desde abajo como si estás en ella, da la impresión de que está en constante movimiento. Esto es posible gracias a la mezcla de colores y la fusión de los materiales con el resto de la estancia. Las curvas y  la sinuosidad es algo característico de esta casa, que hay utilizado las líneas ondulantes para diseñar muebles, lámpara u otros complementos para el hogar.

Si observas más detenidamente las imágenes de su página web puedes ver que no sólo la barandilla se ha curvado para lograr este efecto, también los peldaños, las paredes e incluso otros elementos de la habitación. Así se consigue un divertido contraste óptico que asustará a más de uno.

Este diseño se realizó gracias a técnicas digitales que hicieron que las piezas se acoplasen perfectamente, para crear una sensación óptica única. ¿No te parece algo genial? La verdad es que para una casa grande con contrastes de luces puede ser una idea fantástica. Además, el estudio también tiene un juego a suelo, perfecto para crear la ilusión completa.