muebles divertidos

¿Quieres tener unos sillones originales, alegres, divertidos y muy, muy impresionantes? Pues esta propuesta es para ti. Si eres un amante de la fruta, el sillón manzana no puede faltar en tu casa. Seguro que todos tus invitados quieren sentarse en él. ¿Quién dijo que la decoración de interiores tenía que ser aburrida?

El diseño es fantástico, parece una manzana a la que le han pegado un bocado (no, no tiene nada que ver con Apple ni es un homenaje al bueno de Steve Jobs). Y tiene toda la pinta de ser super cómodo, porque el interior está acolchado y parece muy mullidito. Parece ideal para ver películas o relajarse en casa sin que nadie nos moleste.

Además, la forma redondeada le da un toque muy curioso porque contrasta con las formas rectas que suele haber en las casas. Este sofá es fantástico para un piso de jóvenes, con toques minimalistas y colores claros. Porque yo no lo veo al lado de una mesa camilla. Aunque si te va lo kistch, tal vez puedas intentar acoplarlo. A lo mejor hasta queda bien.

O en una oficina, como sillón del jefe. Eso sí, gánate antes el respeto y la autoridad de tus empleados, porque este sofá hace que todo el mundo quiera sentarse en él. Y si es del jefe… es del jefe.

En resumen, una propuesta arriesgada, atrevida y que sigue los colores de la moda – el verde y los tonos flúor arrasan este año tanto en moda como en decoración. Así que si quieres hacerte con uno, entra en la web de Pop Art Decoration y encarga el tuyo.

En esto de las camas, los sofás y los pufs no hay ninguna norma escrita. De hecho, cuando más alocadas sean las ideas, más nos gustan y decimos “¡quiero uno de esos!”. Cuando veas el modelo que he encontrado en internet estarás deseando desalojar una habitación para colocar esto.

Se trata de un… sofá… colchón… la verdad es que no sé cómo llamarlo, pero la idea es fantástica. Son 120 bolas grandes, mullidas y suaves en las que puedes tumbarte. Según las necesidades que tengas puedes extenderlo al completo como si fuera un colchón o doblarlo algunas partes formando un sofá u otro objeto.

Está disponible en seis tamaños, de manera que se adapta a lo que necesites. Como diría aquel anuncio… para los altos, para los bajos, para los que duermen enroscados, para los que se estiran… para todos. Y además, la colección está disponible en varios colores para que lo combines con lo que tú quieras. Lo mejor es que puedes darle la forma que quieras, así que el estilo decorativo es casi infinito. ¡Sólo está limitado por tu imaginación!

La idea me parece fantástica y desde que lo he visto en internet he estado buscando sitios donde poder comprarlo.Y como siempre, internet tiene la respuesta adecuada a todo lo que buscamos. Si tienes 8.000 dólares ya puedes ir tomando nota y encargando esta maravilla del interiorismo. Puedes pedirlo en esta web y en unas ocho semanas lo tendrás en tu casa.

¿Te imaginas la cantidad de cosas que puedes hacer con él? Un sofá con forma de pato… sí, ¡un sofá con forma de pato estaría bien!

 

Manualidades