verde manzana

0

Tal vez sea la primavera, o la llegada del buen tiempo, pero el verde es un color que me resulta muy atractivo tanto para la moda como para la decoración. Si estamos buscando crear un ambiente alegre y dinámico, dentro de la gama de verdes, podemos optar por un verde manzana para aplicar a ciertas zonas de la casa.

El verde manzana es un tono atrevido, con cierta intensidad, pero sin resultar demasiado arriesgado. Despierta sensaciones positivas, y si no nos pasamos con él, podemos tener como resultado una habitación original y desenfadada. Puede ser muy útil, por ejemplo, para el cuarto de los niños o para un ambiente juvenil. Pero, también, por qué no, podemos aplicarlo a un salón si buscamos un ambiente animado.

¿Con qué debemos combinar el verde manzana? El blanco, como suele suceder, puede ser el mejor amigo de este tono. En la foto vemos una habitación, suponemos que para una niña, en donde se ha optado por el verde manzana como color dominante, con tonos blancos para el mobiliario. Dentro de este mobiliario hay verdaderos tesoros como el espejo o la mesita de noche.

El resultado es una decoración animada pero de gran elegancia, una habitación para un princesita. Además, si os fijáis se ha incluido pequeños detalles en rosa que dan un toque pomposo que también puede resultar muy agradable a la vista.

Con el verde manzana tampoco conviene abusar, siendo el blanco su principal ayuda. Pero también podemos arriesgar un poco e incluir detalles en negro como vemos en esta otra habitación. En la parte superior se aplica azul celeste, dando como resultado un ambiente muy original.

El verde manzana también se puede con otros tonos neutros además del blanco, como puede ser el gris o el beige. Solo tiene que probar, pero siempre tratando de combinar con cierta mesura.

Manualidades